El proyecto de dar valor agregado al maguey sigue en pie, y si bien en el 2020 faltaron plantaciones de este agave, se buscará la manera de compensar, por una parte se tiene el compromiso de la autoridad agrícola estatal de apoyar con más plantas, también se buscará la asociación con empresarios interesados en establecerse para reforzar este cultivo.
El presidente del Sistema Producto Maguey, Wenceslao Bautista Rodríguez, manifestó que Aguascalientes tiene futuro para este cultivo ancestral, que durante años estuvo en abandono pero que de un tiempo a la fecha se ha reforzado con el interés de productores que se han dedicado a plantar y cuidar este agave, y en tanto se destraba el tema legal del mezcal de la entidad, se ha buscado explotar los derivados del mismo, aunque se ha dado de manera lenta.
Si bien el esfuerzo se está dando para mantener la Denominación de Origen del Mezcal, mujeres y hombres que se han dedicado a estas plantaciones, buscan también aprovechar los derivados, pues si bien el aguamiel y el pulque son los más conocidos, también resulta que son los menos promocionados en la entidad.
En otras partes del país hay pulquerías de prestigio, donde preparan el producto con distintos sabores frutales y tienen éxito importante, pero esto no ha sido del todo aprovechado en Aguascalientes, donde el elitismo hace que sean productos que sean vistos como corrientes, cuando en realidad son de muy buena calidad y nutritivos.
Además de productos medicinales, suplementos alimenticios y artículos de belleza, también pueden obtenerse del maguey, inclusive de manera artesanal se elaboran y son ofrecidos principalmente por mujeres del campo que han comenzado a aprovechar esta actividad, pero faltan incentivos que en el año que terminó no se dieron, pero se tiene confianza que en este 2021 se reforzarán los proyectos para impulsar al Sistema Producto Maguey.
Por lo pronto, se tiene que ver la manera de recuperar en algo las plantaciones que no se tuvieron en el 2020, pues se trata de una planta que para ser bien aprovechada requiere de ocho o nueve años de desarrollo, y “cuando se destrabe el asunto del mezcal, se necesitará materia prima para impulsar su producción, por eso la importancia de no dejar de cultivar esta planta, porque pronto será necesaria”.