Christian Ortiz 
Agencia Reforma

Guadalajara, México.- Las restricciones en los aeropuertos alrededor del mundo para los conductores de Uber, varían en cada país, y en México éstas son mínimas en comparación con otros.

De acuerdo con la plataforma de Uber, en el Aeropuerto Internacional Benito Juárez, en la Ciudad de México, es fácil recibir solicitudes de viaje de los usuarios que salen, pero para ello, los conductores deben estar en las zonas indicadas, con una fila virtual donde reciben de manera automática las solicitudes por orden de llegada.

Además, según la plataforma, sólo pueden recibir solicitudes de viajes si se encuentran en la zona y no recibirán pedidos del aeropuerto fuera de esta.

Incluso, se señala que esperar en las áreas de ascenso y descenso del aeropuerto está prohibido y pueden ser infraccionados.

En Brasil, por ejemplo, el aeropuerto de Guarulhos tiene un lugar especial para conductores Uber con capacidad para 230 autos y poder permanecer hasta cinco horas.

En el Kingsford Smith de Sidney, en Australia, los colocan en una fila virtual y reciben solicitudes por orden de llegada. Sólo se les pide que cumplan con las normas de tráfico y del lugar.

En el de Incheon, en Corea del Sur, se les pide contar con una calcomanía con el logo, mantener encendida la aplicación y esperar en la zona designada, de no ser así, no podrán dar el servicio; lo mismo para el Ben Gurión, de Israel.

Para el Heathrow, en Reino Unido, se pide estacionar el automóvil y encontrarse con el pasajero a pie en el área designada y sólo en cierto horario.

En cuanto al Charles de Gaulle, en Francia, no pueden estacionarse cerca del aeropuerto para esperar a un cliente y tienen prohibido usar el estacionamiento.

Grupo REFORMA publicó que en el Aeropuerto de Guadalajara, la Guardia Nacional les prohíbe el ingreso, con el argumento de que carecen de licencia federal o permisos emitidos por el Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP).

¡Participa con tu opinión!