Tras sus sondeos permanentes en este primer mes de clases presenciales en educación básica, la presidenta de la Unión Nacional de Padres de Familia, Gabriela Ávila Cabrera, reportó ayer la existencia de un buen orden, sin contagios preocupantes, un maestro o estudiante por escuela o algunos grupos, y esto se observa más en las escuelas públicas, no así en los colegios particulares.
Asimismo, hizo un llamado a todos los actores educativos a no bajar la guardia de los protocolos sanitarios, el orden es el factor más importante para que en este clima más fresco y frío que se acerca a Aguascalientes no sea factor de mayores contagios respiratorios ni que propicie el retorno a las clases a distancia.
Sin embargo, se ha observado que por el cambio de clima se tienen detectados niños con alergias respiratorias, donde se debe destacar la disponibilidad de los directores y docentes para que los menores sigan sus clases a distancia.
Asimismo, destacó un mayor interés por parte de los padres de familia de enviar a la escuela física a sus hijos, porque los propios niños empiezan a presionar para que los dejen ir con sus compañeros a clases presenciales, y esta tendencia avanza gradual pero constante.
Aunque todavía existen mamás y papás que no han podido acomodarse a la nueva rutina escolar y laboral, otros se mantienen en el miedo de mandar a sus hijos a la escuela por temor a que se contagien por el coronavirus, y esa decisión seguirá siendo de los padres, porque lo importante es que se sientan seguros sobre sus hijos.
La presidenta estatal de la UNPF señaló que los protocolos sanitarios en las escuelas deben mantenerse al pie de la letra durante todo este primer semestre del ciclo lectivo vigente y ya se verá si podría aplicarse algún ajuste para el siguiente segundo semestre, de acuerdo a como baje la incidencia de casos.