El presidente de la Comisión de Vigilancia en el Congreso local, Jaime González de León, confirmó que son 293 millones de pesos los que están sujetos a resarcimiento por parte de funcionarios del sexenio anterior.
Detalló que las partidas más significativas son las observadas para el Instituto de Educación de Aguascalientes por 97 millones de pesos; el Fondo Progreso por 45 millones, la Oficialía Mayor por 77 millones y el Instituto del Agua por 33 millones de pesos.
Asimismo, destacó que para la Secretaría de Desarrollo Económico hay observaciones por 16 millones; para la de Finanzas por 7 millones y la Dirección de Cecytea por 5 millones de pesos.
En entrevista, el legislador panista aseguró que tales observaciones corresponden nada más a los meses de octubre y noviembre del año 2016, último bimestre de la administración anterior, ya que la mayoría de las dependencias ya tenían auditorías contemporáneas para el periodo enero-septiembre de dicho año.
En ese sentido, explicó que por disposición de la Ley Superior de Fiscalización, los resultados de ese tipo de auditorías se deben incluir en el informe final del Órgano Superior de Fiscalización y prácticamente de ellas no salió nada observable.
González de León recordó que el próximo lunes 13 de noviembre la Comisión de Vigilancia iniciará los trabajos de análisis a detalle de cada una de las dependencias del Gobierno del Estado y de los once municipios, correspondientes al año 2016.
Reiteró en ese sentido que no habrá negociaciones de ningún tipo “ni con la administración de Carlos Lozano de la Torre, ni con la de Toño Martín del Campo”, pues al final de cuentas debe respetarse el trabajo profesional que ya hizo el OSF.
“Fue una tarea ardua que costó mucho trabajo porque hay que recordar las circunstancias en que se dio la revisión 2016”, dijo el diputado, al tiempo de recalcar el cambio de titular en el Órgano Superior de Fiscalización, así como la reestructuración de una parte de su plantilla laboral.