Con más de 350 kilómetros de fallas en el subsuelo, el territorio estatal cuenta más de dos mil inmuebles afectados en su estructura, registrados hasta la fecha, informó el secretario de Gestión Urbanística y Ordenamiento Territorial (Seguot), Armando Roque Cruz.
“Sin embargo, al ser un fenómeno natural, la actividad de cada grieta es impredecible y está fuera de control, por lo que 2019 será momento para actualizar las condiciones del terreno aguascalentense y tomar las medidas pertinentes según los resultados”, agregó.
En ese sentido, dijo que el Comité de Fallas y Grietas del Estado, en el que participan autoridades, especialistas y profesionales de diversas áreas asociadas al tema, llevará a cabo una reunión plenaria apenas inicie el año, a fin de conjuntar resultados de estudios hechos por cada uno de los cuatro grupos que integran este organismo.
“La finalidad es unificar criterios, analizar el trabajo y consolidar las actividades del Comité, para que en caso de que haya necesidad de tomar decisiones sobre el tema, éstas sean las mejor fundamentadas y pertinentes para la situación local”.
Roque Cruz recordó que de acuerdo con los más recientes estudios realizados sobre el tema y también con base en el histórico de fallas y grietas para la entidad, no hay actualmente un desarrollo que se autorice si no va acompañado por estudios de geofísica y geología que confirmen la viabilidad.
Igualmente, en términos de compraventa de fincas afectadas por grietas y que habrían sido remozadas, Infonavit y Fovissste entendieron la problemática del estado y hace años que no autorizan un crédito sin dictámenes sobre el subsuelo, hechos por peritos certificados.
“De hecho el criterio es estricto, pues cuando se encuentra una afectación del subsuelo a menos de 50 metros no se autoriza, lo cual parece exagerado, no obstante, la intención es totalmente preventiva para el patrimonio de las familias”.
El funcionario estatal destacó que, si bien la red de fallas geológicas en el estado abarca todo el territorio, los municipios con mayor problemática además de Aguascalientes, son Jesús María, Rincón de Romos, Pabellón de Arteaga y San Francisco de los Romo.
Al respecto, indicó que las personas que van a comprar pueden empezar a tomar su decisión consultando la página de Seguot, donde existe la trayectoria de las fallas a fin de identificar si en el sitio donde pretenden comprar hay afectación o no.
“Es una recomendación general a fin de que la adquisición de un predio o finca no resulte contraproducente”, concluyó.