El mes de diciembre será insuficiente para que las celebraciones por bodas o quince años se recuperen, pues en este año se pospusieron bastantes y sólo algunos lograron cumplir su cometido, durante el poco tiempo que se permitió la realización de este tipo de festejos y de manera limitada, y será a principios del año entrante cuando se espera que puedan tenerse ese tipo de ceremonias.
Así lo manifestó el director de la Asociación de Consultores Nupciales, Capítulo Aguascalientes, Mario Delgadillo Ochoa, quien refirió que apenas se comenzaba hubo reasignación de fechas durante agosto y septiembre, pero con las limitantes sobre el aforo permitido en salones y jardines, hubo quienes pretendieron dejarlo para final del año, esperando que hubiera mejores condiciones, lo cual no ha sido así.
Este sector llega a generar unos tres mil empleos directos, que en salarios significan unos 24 millones de pesos al mes, además de los aproximadamente cinco mil trabajos indirectos que aportan más o menos 21 millones de pesos, también mensualmente.
Delgadillo Ochoa subrayó que en un balance general hasta el momento, derivado de la crisis en la industria romance, se dejaron de percibir unos 335 millones de pesos en ventas que no pudieron ser cerradas en los meses que van de pandemia, y es que dijo, la mayoría de los eventos sociales se han aplazado para 2021, sin tener fecha precisa pero con la intención de realizarlos en sus primeros meses.
Refirió que la incertidumbre prevalece y esto ha hecho que de nueva cuenta ha habido quienes han optado por reagendar sus eventos, comprendiendo que no ha sido asunto de las empresas encargadas de su organización, entre los que se incluyen banquetes, arreglos florales, entre otros giros que también están involucrados y que igualmente han registrado pérdidas considerables.
Se trata de un giro empresarial que ha sufrido un descalabro económico, estimado hasta el momento en unos 435 millones de pesos, afectando a más de 600 empresas y sus proveedores.
De acuerdo a los números hasta el mes de noviembre fueron aplazados 2 mil 500 eventos sociales y otros aproximadamente 800 fueron cancelados, y esto representa pérdidas por unos 100 millones de pesos.