Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Al conmemorar el 30 aniversario del Instituto Federal Electoral, ahora INE, ex consejeros electorales mostraron su preocupación por “la actitud autoritaria” del Presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien acusaron de no entender los límites que le marca la ley en el ejercicio del poder.
El ex presidente del Instituto, José Woldenberg, destacó en que el tabasqueño no valora la autonomía del órgano electoral, al que quisiera alinear, dijo, lo cual representa un riesgo.
Afirmó que la democracia aspira a un poder regulado; fragmentado, con la división de poderes y gobiernos; y vigilado, por autoridades, organizaciones y medios.
“Y a esas tres cosas, la actual administración, pero específicamente el Presidente de la República, no les da ninguna importancia. El poder en democracia tiene límites”, planteó.
El historiador Enrique Krauze recordó que la democracia mexicana actual, guste o no, tuvo tres antecedentes históricos: Francisco I. Madero, José Vasconcelos y el PAN, por lo que las elecciones del 2018 fueron un capítulo más que confirmó la democracia.
“Es importante que tengamos presente la verdad sobre la vida democrática mexicana, porque una de las tentaciones mayores de los gobiernos autoritarios es modificar la verdad no sólo la verdad presente sino modificar la historia”, señaló Krauze.
La ex consejera Jacqueline Peschard, aseguró que uno de los grandes desafíos del INE es seguir trabajando en medio de un problema central, que es la declarada desconfianza del Presidente López Obrador, por no estar bajo la línea de mando directa de su Presidencia.