Actividad intensa pudo constatar ayer El Heraldo en escuelas públicas de primaria y preescolar visitadas por las zonas poniente y nororiente de Aguascalientes, donde algunas se declararon listas para el regreso presencial y otras dijeron no estar en condiciones al carecer de los insumos sanitarios y electrónicos para la apertura de su plantel.

En la escuela primaria “2010, Bicentenario de la Independencia de México”, ubicada en VNSA, cuyas instalaciones albergan a 19 grupos con 720 estudiantes en cada turno, el profesor Julián Hernández denunció que carecen de internet y computadoras, no hay herramientas de trabajo, insuficiencia de baños y de insumos de limpieza y sanitización para los protocolos contra el COVID-19.

Aseveró que este plantel es muy grande y sólo cuenta con dos accesos, aparte se anda presionando para que los maestros compren las caretas de protección para los estudiantes, por lo que no es justo que eso suceda, es necesario que el IEA otorgue las herramientas para trabajar.

Al mismo tiempo, reconoció que cuentan con servicios públicos de agua, alcantarillado y energía eléctrica. Los sanitarios sólo cuentan con cuatro tazas para niños y otros cuatro para niñas.

Madres de Familia acudieron a la escuela primaria Juana de Asbaje que cuenta con 17 grupos con 560 estudiantes por cada turno, para entregar documentación actualizada de sus hijos y ratificar así su inscripción en ese plantel ubicado en el fraccionamiento Villas de Nuestra Señora de la Asunción.

Las mamás Alejandrina, Janet Martínez y Alejandra Rendón expresaron su apertura para que sus hijos regresen el próximo 30 de agosto a clases presenciales, ya que en la modalidad a distancia los menores no le ponen mucho entusiasmo, se requiere que los papás estén atrás de ellos, pero al acudir a la escuela le ponen atención al maestro y reciben la explicación adecuada.

En la jornada de ayer, algunas mamás llevaron documentación para los estudiantes de nuevo ingreso, otros para actualizarla respecto a los grupos más avanzados y otros incluso llenaban la carta de corresponsabilidad entre padres y maestros, la cual todavía falta por autorizar la SEP.

Otra mamá reportó que iba a pagar 200 pesos por la inscripción de dos de sus hijos que cursarán tercer y cuarto año, lo cual no debe suceder, porque es una educación pública.

En la escuela primaria José María Chávez, ubicada en la calle Campeche, colonia San Marcos, con 212 estudiantes en 6 grados, su director René Guerrero compartió que este plantel no fue violentada ni robada, sólo requirió mantenimiento de limpieza y desinfección, por lo que están listos para iniciar las clases presenciales el 30 de agosto próximo.

Los maestros reunidos en el consejo técnico comentaron que el IEA les instaló internet de banda ancha para la educación a distancia para los menores que así lo decidan y también el 40% de los papás han respondido su decisión sobre la opción a elegir y el 90% de ellos ha optado por presencial, si bien aclaró que habrá asistencia híbrida.

Asimismo adelantó que una vez empezado el ciclo lectivo 2021-2022 se solicitarán las aportaciones voluntarias a los padres de familia para costear los gastos de compra de insumos de sanitización.