La falta de resultados fehacientes y los archivos de investigaciones sin avanzar, en torno a la violencia contra las mujeres, incluyendo feminicidios y desaparecidas, es lo que ha provocado las manifestaciones cada vez más agrestes de parte de la sociedad; el lunes correspondió a ellas por conmemorarse el Día Internacional de la Mujer, pero podrá haber manifestaciones de todo tipo y la queja general es la pasividad de la autoridad.
El presidente del Colegio de Abogados, Fernando Amador Macías, expresó que los gobiernos estatal y municipal no tienen nada de qué escandalizarse con las formas en que se llegan a dar las manifestaciones, antes bien, deberían reflexionar hasta dónde han atendido las demandas de la ciudadanía, y en este caso particular, de las mujeres, para quienes no hay prevención del delito y cuando se cometen, vuelven a criminalizarlas para entonces comenzar la investigación.
Refirió que lo acontecido el lunes pasado, debe llevar a dos reflexiones, “la primera, una burla que se hace a las mujeres, que hartas por la falta de resultados en el accionar de los que nos gobiernan, han buscado llamar la atención de la forma incorrecta y dividen opiniones y obviamente, van a ser a favor de conservar la paz, pero a costa de la intranquilidad de quienes han sufrido en carne propia esa violencia o han perdido a un ser querido por esa causa.
Una segunda reflexión que podría ser más peligrosa, es porque al querer hacer remiendos en la aplicación del derecho, las autoridades se burlan, en esta ocasión, al asegurar que “se les salió de control y por eso fue la reacción policiaca”, que dicho está de paso, comentó el presidente de los litigantes, siempre deberían tener presente su capacitación en la aplicación de protocolos en materia de derechos humanos, pues si bien son seres humanos y tienden a la reacción, su preparación es diferente a la de un ciudadano común.