MONTERREY, NL.- Al igual que muchos compañeros, Franco Escamilla encontró en las redes sociales el escenario ideal para entretener en este momento en el que la recomendación es quedarse en casa.
A mediados de febrero, ante la contingencia sanitaria, el comediante se refugió en su hogar, comparte el tiempo en familia y crea nuevo contenido para su canal de YouTube, que abrió en el 2007 y a la fecha supera los 6 millones de suscriptores.
Hay Franco de lunes a jueves a través de su canal, pues el encierro lo llevó a crear tres nuevos programas.
“Al principio estaba muy preocupado porque se iban cancelando cada vez más fechas y, obviamente, a nadie le agrada esa idea. Los primeros 10 días fue un caos a nivel administrativo porque estuve buscando estrategias de cómo íbamos a seguir”, contó el llamado “as de la comedia”.
“Una vez que acordamos cómo íbamos a trabajar y me planteé todo lo que iba a hacer para mi canal, todo fluyó”.
Los programas que estrenó son: Yo Me La Sé Online, un concurso que transmite los jueves en el que una persona del público se gana ¡5 mil pesos!, Freestyle para Topos y Sígueme el Viaje.
Estas emisiones, contó, las tenía en mente desde hace meses, pero por falta de tiempo no los concretaba.
“Hay días que, incluso, tenemos doble contenido; ya terminamos también de subir los monólogos de RPM. Me estoy concentrando en hacer contenido diario para que la gente tenga qué ver”.

Acepta bromas del coronavirus
El coronavirus también es causa de risa con los memes y burlas que circulan en las redes sociales y Franco Escamilla aprueba todo esto.
“A mí me encanta, es parte de nuestro ADN. Si nos reímos de la muerte, claro que nos vamos a reír de una enfermedad”, dijo el comediante.
Comentó que esto es una característica del mexicano y es algo que no se puede negar.
“Me fascina que tenemos algo de qué reírnos, para burlarnos y esto no va a ser la excepción”. (Paula Ruiz /Agencia Reforma)