Con el incremento de la inflación, que se sitúa actualmente en 8.70%, “cada vez más familias se quedan sin acceso a la canasta básica alimentaria”, lamentó Jesús Enrique Ramírez Pérez, líder de la FAGEA-CROM.
Indicó que de acuerdo con cifras del Inegi y del Coneval, la inflación prácticamente se duplicó en el actual sexenio federal pues en 2018 se ubicaba en 4.83%, y ahora, el último dato dado a conocer por el Inegi, ésta alcanzó el 8.70%.
Este disparo inflacionario está aumentando de forma alarmante el número de personas en la pobreza alimentaria.
Según el Coneval:
· En 2018, el 13.8% de la población, unas 189,700 personas en Aguascalientes, enfrentó graves carencias alimentarias.
· En 2020, la cantidad de personas en pobreza alimentaria aumentó al 18.2%, unas 260,500 que comen deficientemente.
Este año, Coneval dará a conocer las cifras del avance de la pobreza, sin embargo, es previsible que por lo menos 300,000 aguascalentenses enfrenten los estragos de una deficiente alimentación por el alza de precios.
El líder obrero destacó que, entre los alimentos que más han aumentado sus precios son:
· Tortilla que pasó de 12.00 en 2018 a 20 pesos este año; + 67%.
· Huevo que pasó de 28.00 en 2018 a 43 pesos este año; + 54%.
· Leche pasteurizada, que subió de 15.80 litro en 2018 a 25.80 este año; +63%.
· La carne de res aumentó en 34.2% en lo que va del sexenio
· Pollo se fue hasta el 70% más que en 2018.
El dirigente obrero alertó a las autoridades para que en el presupuesto del próximo año se fortalezcan los programas sociales federales, estatales y municipales porque comenzará a sentirse más intensamente el hambre y sus repercusiones inmediatas, además del aumento de enfermedades, se dispararán los robos famélicos, dijo.