Gracias a las ventajas que da el sistema de competencia y a la serie de puntos que ha sumado Necaxa en los últimos encuentros, la esperanza de entrar al repechaje sigue más viva que nunca para el cuadro de Aguascalientes que alargó su racha sin perder ante Monterrey este sábado por la tarde, logrando una victoria agónica que los mete en la pelea por estar entre los doce primeros de la clasificación.
Monterrey pensando en la final de Concachampions que tienen a media semana, salió con un cuadro alterno con varios jóvenes, lo que fue aprovechado por Necaxa para tener la iniciativa en la cancha. Los primeros instantes transcurrieron sin emociones en los arcos, fue hasta la media hora de juego cuando un balón largo dejó a Rodrigo Aguirre mano a mano con el arquero Luis Cárdenas, el delantero charrúa definió con una volea incómoda que el arquero regio alcanzó a salvar, aunque se señaló posición adelantada la jugada hubiera contado en caso de acabar en gol al ser buena posición. Dos minutos más tarde Maxi Salas avisaría con una volea que terminaría arriba del arco rayado. Por último, al 48′ un centro de Escoboza por la izquierda dejó solo a Maxi Salas casi en el área chica, el argentino pegó remate potente que terminó en las nubes fallando una importante que no hubiera valido por fuera de juego.
La segunda parte se volvió mucho más peleada con faltas por todas partes del campo. Necaxa, aunque quería, no encontraba la forma de provocar daño, pero defendía de gran forma con Oliveros como principal figura. Al 65′ Rodrigo Aguirre fue derribado por Alan Montes en el área en lo que parecía un penal, el VAR, sin embargo, encontró una falta previa de Facundo Batista en el mediocampo que originó la jugada del penal, por lo que no se señaló. El partido entró a su recta final y a falta de dos minutos llegó la falla de la temporada cuando Aguirre desbordó por izquierda para meter centro potente a segundo palo, Facundo Batista, solo y prácticamente sin arquero de por medio, falló su remate a unos metros de la línea de gol perdiendo la oportunidad de poner al frente a Necaxa.
En el agregado, una serie de rebotes dentro del área de Necaxa terminó con Alan Montes cayendo encima de Malagón, el arquero de los Rayos no pudo continuar en el partido por un tema de conmoción. Parecía que sería un empate sin goles cuando al 100′ de acción un tiro de esquina desde la izquierda se convirtió en un gran centro de Alejandro Zendejas a primer palo, Aguirre ganó la pelota rematando sin marca consiguiendo anotar el gol de la victoria, causando la explosión de alegría en todo Necaxa.
Este gol de Aguirre significó la quinta victoria de la temporada para los Rayos que llegaron a 17 unidades que de momento son suficientes para estar en la decimosegunda posición de la tabla, ocupando el último lugar del repechaje. La mala noticia es que varios equipos tienen menos juegos que Necaxa, por lo que podrían superar a los de Guede en los siguientes días, aún así, los Rayos tienen vida y pelearán en las dos jornadas restantes por meterse al repechaje.

¡Participa con tu opinión!