La curva ascendente de contagios por COVID-19 en Aguascalientes continuó ayer pues el último informe técnico sanitario presentado por la Secretaría de Salud reportó 41 personas más con coronavirus. Tan sólo en esta semana han sido 140 casos más en esta lista de enfermos por esta causa.
En total hasta ayer se tenían registrados 563 personas confirmadas como positivas al COVID-19, aunque en lo que ha habido un descenso es en los sospechosos que ayer fueron 66; en total se han hecho 4 mil 425 pruebas en los 2 meses en que se ha hecho presente el coronavirus.
A decir de las autoridades de salud, de los 563 positivos ya se han recuperado 144 personas y se debe a que la mayoría han sido diagnosticadas a tiempo, aunque lamentablemente se ha tenido el deceso de 16, aun así esta entidad aparece en el mapa nacional con el índice de más baja letalidad.
El titular del ISSEA, Miguel Ángel Piza, lamentó que la Secretaría de Salud federal coloque al Estado en el semáforo amarillo, modalidad en la que se estará midiendo en adelante el riesgo en cada localidad y eso es por el alto número de pruebas realizadas.
Cuestionado en cuanto a la próxima reactivación productiva que obligará a madres trabajadoras a llevar a sus hijos a guarderías, refirió que se ha pensado en la reapertura de las mismas, que deberán cumplir con un protocolo específico en materia sanitaria, y garantizar que las cuidadoras de los infantes estarán libres de COVID-19; “seremos muy estrictos para no tener brotes”.
Al igual que en las empresas, la Guardia Sanitaria se encargará de la supervisión constante del cumplimiento de las medidas de protección sanitaria y evitar los riesgos, “hay un lineamiento federal y será reforzado con el proyecto del estado”.