Los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, que están comisionados a la vigilancia en la Feria Nacional de San Marcos, atendieron a una mujer que comenzó a tomar bebidas embriagantes como si fuera jugo de naranja y pagó las consecuencias, pues sufrió una fuerte congestión etílica.
Los hechos tuvieron lugar a las 23:50 horas, cuando los uniformados acudieron a uno de los bares instalados en la Feria Nacional de San Marcos, para proporcionar los primeros auxilios a una mujer de 25 años de edad, la cual se encontraba inconsciente y no reaccionaba.
Una vez que fue atendida, se determinó que padecía de una congestión, debido a la gran cantidad de alcohol que había ingerido, sin que afortunadamente fuera necesario su traslado a algún hospital.
Más tarde, fue atendida sin mayores contratiempos una jovencita de 17 años de edad que se encontraba inconsciente, tras sufrir un “golpe de calor”.
Finalmente, a las 01:30 horas, se brindó la atención pre hospitalaria a una persona del sexo masculino de 43 años de edad, quien presentaba una herida cortante en la cabeza, la cual se provocó tras sufrir una caída de su propia altura, debido al estado de ebriedad en que se encontraba.

¡Participa con tu opinión!