El secretario del Ayuntamiento y director de Gobierno, Jaime Gerardo Beltrán Martínez, señaló que desde el decreto sanitario del fin de semana pasado se ha logrado una mejor coordinación entre autoridades, en los que la Guardia Sanitaria encabeza los operativos en compañía de las direcciones de Reglamentos y de Mercados.

Indicó que el acompañamiento se ha detonado entre ambas instancias gubernamentales en protección y cuidado de la salud de la población, aunque cada una aplica sus facultades encomendadas por la ley y sólo la Guardia Sanitaria puede aplicar las clausuras a los negocios, ya que los protocolos fueron autorizados por la Dirección de Regulación Sanitaria.

En entrevista con El Heraldo, Jaime Beltrán Martínez indicó que las invitaciones a cierre de negocios establecidos dentro del decreto se continúan haciendo en el caso de que no hayan atendido el llamado, siempre y cuando sea la primera vez. En caso de haber recibido el apercibimiento y no haberlo atendido, se procede a la verificación por parte de la Guardia Sanitaria y Reglamentos revisa las áreas de su competencia.

CLAUSURAS. Por parte de la Dirección de Reglamentos se han aplicado clausuras por sobrecupo en los establecimientos. El Municipio no ha sancionado a nadie si se observa que no se guarda la sana distancia, cuando eso sucede se reporta a la Guardia Sanitaria para que aplique los protocolos pertinentes.

Al mismo tiempo, admitió que la contingencia sanitaria ha sido muy compleja porque es frecuente que el empresario o los “antreros” que atienden la visita de las autoridades entienden que se debe respetar la sana distancia, sin embargo el cliente no lo hace y por eso la autoridad quiere hacer conciencia social, a pesar de que algunos jóvenes que no han hecho caso.

Por último, mencionó que el objetivo es lograr que la juventud entienda que deben cuidarse a sí mismos para proteger al mismo tiempo a sus padres, a sus abuelos, hermanos y demás familiares.

“Hay una sensación agridulce, porque la sociedad exige mecanismos de control de la pandemia como el cierre de negocios y mano dura, pero al mismo tiempo un sector de la ciudadanía se resiste a cumplir con las normas sanitarias…” Jaime Beltrán Martínez, Secretario del Ayuntamiento.