Carentes absolutamente de vigilancia policial preventiva, colonias populares de la ciudad son sede de actividades ilícitas y puntos de venta de narcóticos, señaló el fiscal general del Estado, Jesús Figueroa Ortega.

Consideró grave que incluso asentamientos ubicados a unos cuantos metros del Complejo de Seguridad Pública Municipal, se encuentren en franco abandono de patrullaje y con el mínimo de reportes de faltas administrativas, cuando a su interior sí hay problemáticas.

Es el caso de Infonavit Morelos, donde la madrugada de ayer fue desmembrada una banda delictiva claramente integrada para la comercialización de sustancias de abuso, en un corredor que además tenía una serie de evidencia respecto de lo que ahí sucedía.

En conferencia de prensa, acompañado del Vicefiscal de Investigación de Delitos y del Comisario de la Policía Ministerial, Figueroa Ortega detalló que a través de un cateo realizado con orden judicial se concretaron detenciones y aseguramiento de material ilegal.

Destacó que si bien el decomiso de drogas no fue de gran volumen, sí es representativo en conjunto respecto de lo “bien instalada” que actuaba la banda, en medio de viviendas multifamiliares y ambiente aparentemente tranquilo, donde no había vigilancia, ni acción policial alguna, ni siquiera por faltas de tipo administrativo.

Detalló que tras indagaciones por presunción fundada de la venta de narcóticos, se llevó a cabo el cateo en dos domicilios de un andador, donde se detuvieron 5 personas, entre ellas un blanco prioritario que comandaba la venta ilegal de sustancias.

También se aseguraron drogas como cristal y marihuana, dinero en efectivo en moneda nacional y en dólares, así como armas de fuego, cartuchos útiles, básculas graneras, estructuras de armas y un cargador.

Figueroa Ortega recalcó que con el apoyo de la Policía Ministerial y como resultado de investigaciones, en los últimos veinte días, la Unidad Antinarcóticos de la FGE ha llevado a cabo cateos en colonias, fraccionamientos y comunidades rurales de Aguascalientes, Pabellón de Arteaga y Calvillo.

Dejó en claro que los operativos continuarán y serán fortalecidos tanto en puntos detectados como de mayor incidencia, como en aquellos donde aparentemente se vive en tranquilidad y sin embargo hay infiltración que no se previene ni se denuncia.