Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- En la casilla del metro Etiopía el señor Enrique Gaytán, de 65 años, leyó detenidamente la boleta por ambos lados.
Tacha la opción de Texcoco y antes de depositar su voto pregunta en la fila si hay alguien experto en aeronáutica, para decidir la mejor opción. Hay 10 personas; todos dicen que no.
“Esto es una estupidez. ¿Cómo piden opinión de dónde se debe construir un aeropuerto a gente que no somos expertos en aeronáutica? No estamos hablando de un puesto de caballos, de un puesto de bicicletas”, reprocha.
Luego pregunta a una señora si ella sabe hacer arroz y ella le responde que sí.
“Ah, pues entonces usted sí puede opinar de cómo se debe hacer un arroz. Yo no sé hacer arroz, por eso lo compro”, expresa a un lado de la mesa de votación.
Otra señora, Juanita, vota por Santa Lucía con el argumento de que no hay que permitir que sigan los negocios de Slim y Salinas.
La consulta fluyó ayer en la zona metropolitana de la CDMX con la reparación de la app que impidió el voto múltiple, aunque se apreció una menor afluencia respecto a lo observado el jueves.
En un video, el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, dijo que la consulta ha sido “exitosa” y que puede tener “errores” pero es un “proceso democrático, ciudadano, limpio y creíble”.