Aguascalientes ha logrado evitar la especulación de precios durante la contingencia sanitaria por el COVID-19, aseguró Luis Miguel Rentería Arias, vicepresidente nacional de la región centro de la CONACCA, quien señaló que los tres mercados de abastos se mantienen abiertos y la disminución de ventas se registra en una variedad de productos.

Indicó que los comercios han estado operando dentro de la situación sanitaria general y sin duda por el factor del mercado internacional o de productos de temporada sucede algún ajuste de precios, sea por un exceso o una baja de producción de los alimentos perecederos como frutas y verduras.

“A lo largo de dos semanas, los pepinos han estado muy baratos, al igual que los jitomates a causa de que el mercado norteamericano se encuentra saturado de este alimento y ello propicia que los consumidores aguascalentenses puedan conseguirlo a valores accesibles. La cebolla también se encuentra barata”, detalló.

El vicepresidente nacional de la zona centro de la Confederación de Centrales de Abastos precisó que los productos estacionales como la naranja se encuentran caros en esta época de año, al igual que el plátano, y esta condición responde a cuestiones de temporada y no por especulación de precios, tampoco hay problemas de cosecha.