Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Para ingerir alimento, a María Guadalupe Rodríguez Torres, de 62 años, le colocaron una sonda de la nariz al estómago, sin embargo, requiere de una operación que le posibilite alimentarse y que no le han realizado en el Hospital General Dr. Manuel Gea González por falta de insumos.
“El diagnóstico que me dieron se llama acalasia (trastorno que dificulta el traspaso de la comida y los líquidos al estómago) y no puedo comer.
“He bajado mucho de pesos. Ya estoy desapareciendo”, lamentó.
Explicó que en noviembre de 2020 empezó a registrar esta problemática y le realizaron estudios en el Instituto Nacional de Cancerología, donde recibe tratamiento contra sarcoma, y fue referida al Hospital General Dr. Manuel Gea González.
“Me enviaron con los estudios de que no era cáncer y la referencia al Gea y sí me atendieron, pero el problema es que no pueden hacer cirugía por falta de material”, relató.
Señaló que requiere una cirugía endoscópica para abrir el espacio entre el esófago y el estómago.
“Me dijeron que necesitan unas navajas muy específicas para poder hacer esa cirugía, pero no las hay; cuestan como 100 mil pesos”, detalló.