Disponen autoridades estatales de una bolsa superior a los diez millones de pesos que serían utilizados en caso de ser necesario en la atención a la problemática ocasionada por desastres naturales o, en su defecto, en afectaciones para el campo a consecuencia de la falta de lluvias regulares.
El secretario general de gobierno, Enrique Morán Faz, destacó que la administración se mantiene atenta para atender cualquier eventualidad que se pudiera enfrentar en corto tiempo, confiando que las precipitaciones pluviales se regularicen por fin a nivel local.
El secretario detalló que, derivado de los 34 fenómenos naturales previstos tanto en la parte del Golfo de México así como del Pacífico, existe la confianza de que las lluvias finalmente se hagan presente de mejor manera, lo que permitirá una mayor captación en las presas y bordos a nivel local.
Morán Faz agregó que las lluvias constantes del año pasado han permitido que actualmente el nivel del agua en las principales presas no se vea comprometido. Sin embargo, no descartó la posibilidad de habilitar el seguro catastrófico para el campo, el cual sería operado por la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroempresarial, cuyo monto acumulado corresponde desde el 2018.
De acuerdo con los indicadores del Monitor de Sequía de México proporcionado por la Comisión Nacional del Agua, la entidad mantiene niveles de sequía moderada y anormalmente seco.
“Se tienen suficientes recursos para poder afrontar en virtud de que haya algún desastre natural, como también algunas sequías graves. Se coordinaría con Sedrae y veremos que entren los seguros catastróficos que tienen en el campo de Aguascalientes y también lo que el propio Gobierno del Estado pueda implementar si es a partir de un fenómeno natural. Ahorita tenemos más de 10 millones de pesos ahí en ese fideicomiso”, expresó.