Hawks no se dan por vencidos

Ayer por la noche se disputó el cuarto juego de la serie entre 76ers y Hawks, en donde el cuadro de Atlanta logró hacerse fuerte en casa y obtuvo una sufrida victoria de solo tres puntos de diferencia, empatando la serie 2-2.
Esta serie entre Atlanta y Philadelphia había comenzado con un triunfo de Hawks en el primer partido, pero después los Sixers le dieron la vuelta a la serie en su casa y de visita, llegando al cuarto partido con una ventaja de 2-1, así que otra victoria en Atlanta hubiera sido casi casi la despedida de los Hawks.
En los primeros minutos, los Hawks tomaron la iniciativa y llegaron a liderar el marcador, pero a finales del primer cuarto dejaron ir puntos importantes y solo vieron cómo sus rivales se alejaban, generando una ventaja para Sixers de 8 puntos.
Para el segundo periodo la historia se repitió, y los Hawks llegaron a recuperar terreno en los primeros minutos, pero conforme avanzaba el cuarto los Sixers volvían a alejarse, llegando a tener una ventaja de 13 puntos al término de la primera mitad.
En el tercer cuarto los Sixers dominaban el partido y ya se estaban frotando las manos por un posible triunfo, pero en los últimos minutos del tercer cuarto, y en los primeros minutos del cuarto asalto, los Hawks fueron recortando la distancia con triples, generando una emoción en la duela de Atlanta.
Para el último cuarto el conjunto de Philadelphia desapareció por completo del campo, y la jugada clave del partido fue una ofensiva por parte de los visitantes cuando el marcador iba 100-101 a favor de Atlanta.
Joel Embiid intentó colarse para clavar el balón, pero el jugador de Hawks, John Collins, hizo un tapón que prácticamente le dio la victoria a su equipo, y no solo tapó a Embiid sino también a Simmons en la recuperación, además de darle el esférico a su equipo.
En la reacción, Trae Young obtuvo dos libres que pusieron el marcador 100-103, y después de un tiro de tres errado por Seth Curry, por escasos milímetros y con el sonido de la chicharra, se culminó el encuentro decretando la victoria de Atlanta, quienes viajarán nuevamente a Philadelphia con la serie empatada 2-2.