El tesorero del municipio capital, Alfredo Cervantes García, habló del hacinamiento que se vive en las dos pensiones municipales; se encuentran en resguardo 5,551 unidades, de las cuales 4,072 llegaron por accidentes viales, es decir, el 73%.

La cartera vencida asciende a 537.5 millones de pesos, estimando que son recuperables sólo el 10 por ciento, virtud a los descuentos que se aplican y a que hay morosos que jamás pagan sus adeudos.

El funcionario considera que por desconocimiento los automovilistas no recuperan sus unidades, porque se dan muchas facilidades, recomendándole a la gente, se acerque a Secretarías de Finanzas, en Palacio Municipal, para que resuelvan su situación.

Si se parte de que el costo del servicio de pensión por día es de 71 pesos para los automóviles y de 76 pesos para las camionetas; en ésta caso, al año serían 27,740 pesos; por dos años 55,480 pesos y así sucesivamente.

Pero, cuando el servicio de almacenamiento sea de vehículos modelo 2012 o anteriores, el monto máximo de la multa no podrá rebasar los 3,675 pesos; se trata de un descuento especial por uso de la pensión, y rebaja del 90% en recargos, según el motivo de ingreso.

Hay la opción de la dación en pago, que de ser aprobada, cualquiera que sea el valor del vehículo dará lugar a la cancelación total de los créditos fiscales municipales existentes vinculados a ese vehículo.

En forma periódica se realizan subastas, de unidades con una estadía de más de seis meses, contados a partir del ingreso a la pensión municipal; aún así, hay unidades rezagadas hace tres décadas, ya convertidas en chatarra.

En las últimas tres subastas se remataron 500 vehículos, que representaron una recaudación de 356 mil pesos. Está por convocarse la cuarta subasta, que incluye 92 vehículos y 67 motocicletas.

Hay dos pensiones municipales, la más conocida es la denominada Violetas, en la avenida Héroe Inmortal; y la Paraíso, en la carretera de Los Arellano a El Retoño, en el kilómetro 6.5.