Para los casos de personas que agredan a personal de salud o que impidan el cumplimiento de su función, particularmente en este tiempo en que se combate una pandemia mundial como es el coronavirus, se les puede aplicar el Código Penal, que contempla pena corporal de 3 a 8 años si se llegara a provocar un daño físico, en este caso aplicaría para los trabajadores de la salud.

El presidente de la Comisión de Justicia del Congreso del Estado, Guillermo Alaniz de León, expresó que es pertinente hacer la invitación a la población para que sea más respetuosa del prójimo, y en este momento más solidaria con aquellos que desempeñan una labor con la que se pretende cuidar la salud de la ciudadanía ante un patógeno que aqueja en todo el mundo y que pronto llegó a Aguascalientes.

“Los médicos, enfermeras, camilleros, personal de servicios generales, administrativo, y quienes se encargan del perifoneo en las colonias, merecen el respeto de la ciudadanía, pues cumplen una función primordial en este tiempo, que es lograr que se preserve la salud mediante la atención al llamado permanente de quedarse en casa y salir sólo a lo indispensable, no a la diversión o convivencia masiva”.

Insistió que para el caso de Aguascalientes, el Código Penal contempla sanciones que puede ir desde la falta administrativa o configurarse un delito para quienes provoquen dolosamente un daño, “está previsto en el Artículo 104 y en éste se indica que el castigo para quien altere la salud o cause daño al cuerpo de una persona, la condena corporal puede ser de 3 meses a 8 años, dependiendo del grado de afectación”.