Alfredo González
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- Sin precisar aún una localidad, la empresa japonesa Nidec planea invertir unos 715 millones de dólares en la construcción de una planta en México que produciría trenes motrices para vehículos eléctricos.
El plan fue revelado en Kyoto, Japón, por Shigenobu Nagamori, presidente y CEO de Nidec, que ya fabrica esos componentes, llamados «e-axles» o ejes eléctricos, en China y Europa.
Nagamori destacó que Nidec ha mantenido una política de producción local para el consumo local desde su fundación, en alusión de que la nueva planta sería para atender el mercado de América del Norte.
La empresa ya fabrica motores para vehículos convencionales en México, teniendo presencia en Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí, Guanajuato y Querétaro.
Iván Rivas, Secretario de Economía de Nuevo León, dijo no tener hasta ayer acercamientos con Nidec sobre el nuevo proyecto.
Pero señaló que de la mano de su filial Control Techniques, inició en octubre pasado la operación de una nueva planta de última generación, para fabricar componentes para este tipo de vehículos que son unidades Commander C.
La inversión para este complejo fue de 18.6 millones de dólares y en él alberga tres unidades de negocio, que son Control Techniques, KB Electronics y Valmark.
En el 2019, Nidec se convirtió en la primera empresa en cambiar a la producción en masa de ejes eléctricos.
El e-axle es un sistema integrado de motor, desacelerador e inversor que es el corazón de los vehículos eléctricos.
La tecnología avanzada de Nidec, acumulada a través de la producción de motores para computadoras personales y otros productos, le permite reducir el peso y el tamaño de los motores.