Azucena Vásquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Infonavit hará un monitoreo continuo a los derechohabientes con un crédito vigente para ofrecer soluciones oportunas ante impagos, como parte de la renovación de su política de cobranza social.

La nueva normativa, basada en el artículo 71 de la Ley del Instituto, establece como principal cambio mantener un monitoreo continuo del estatus de las y los derechohabientes -comportamiento histórico de los créditos, conducta financiera, análisis actual de la capacidad y voluntad de pago- para ofrecer soluciones oportunas de acuerdo con las necesidades de cada familia, informó el Instituto en un comunicado.

“(Se hará) dando prioridad a un enfoque humanista que privilegiará el contacto oportuno con las personas que enfrentan dificultades para pagar y facilitará que los pagos se sigan realizando puntualmente”, señaló.

El Instituto busca anticipar problemas económicos de las personas que se presenten por cambios fuera de su control, como la dinámica del mercado laboral, revolución tecnológica, desastres naturales, entre otros, mencionó.

La nueva política establece que se realizarán esfuerzos de cobranza temprana que permitan la disminución de trabajadores con problemas de incumplimiento, la regularización de pagos e incentivar el hábito de pago.

Para los acreditados que se encuentren en situación de cartera vencida, con una morosidad de entre cuatro y nueve pagos, el Infonavit ofrecerá facilidades para regresar los créditos a un estatus de vigente, a través de pagos completos, con el objetivo de reducir el deterioro de la cuenta, explicó.

En estos casos, es importante considerar que la aplicación de una reestructura en ningún momento dará lugar a la modificación o extinción del contrato de crédito original, aclaró.

Asimismo, para evitar malas prácticas de los despachos que funcionan como agentes de cobranza, el Infonavit monitoreará su desempeño: capacidad para ayudar a las personas a mantener sus pagos al día y satisfacción de las y los acreditados, entre otros conceptos.

Agregó que durante 2020, el Instituto apoyó a más de 2 millones de personas con distintas soluciones de pago con empleados en el modelo de cobranza social.