Benito Jiménez
Agencia Reforma

El Presidente Andrés Manuel López Obrador endilgó a la Armada de México el paquete turístico del ex centro penitenciario de las Islas Marías.

Indicó que las familias, de alto y bajo poder adquisitivo podrán rentar -un fin de semana- una casa de los ex reos, mismas que ya están siendo remodeladas para el confort de los visitantes.

Lo dicho por el Presidente contradice lo establecido en agosto pasado por la Secretaría de Medio Ambiente (Semarnat), que actualizó el Programa de Manejo de la Reserva de la Biósfera Islas Marías y previó autorizar el turismo de bajo impacto en la Isla María Madre, sin pernocta ni establecimiento de nueva infraestructura.

Sin embargo, en la zona ya se observan «hostales» que están siendo adecuados con energía, drenaje y agua para que estén en funcionamiento en julio. Aunque el servicio de internet será paulatino, explicó el Mandatario.

«Se van a reconstruir las casas que ya existían. No estamos alterando nada el medio ambiente, el propósito es conservar la naturaleza. Tampoco habrá hoteles», advirtió.

«No hay mansiones. No es grandote, es grandeza. Una gente que tiene ingresos, que va a un hotel de gran turismo, que tiene lo suyo, no lo vamos a negar, puede venir aquí y va a encontrar mejores casas. No va a pagar 2 mil dólares por una habitación. Aquí no vamos a cobrar eso», dijo el Presidente.

Añadió que los paquetes van a incluir familias de menos ingresos. Para que con sus ahorros renten una casa de tres recámaras, sin que se dañe el medio ambiente.

«Vamos a procurar que vengan familias de ingresos modestos. Que no sea una isla para la élite», asentó.

La Marina, anunció el tabasqueño, será la encargada de la operación de los ferries, que zarparán de los puertos de San Blas, Mazatlán y en un futuro de Boca de Chila.

Indicó que en el viaje -según su estimación de entre tres y cuatro horas- la gente podrá leer completo el libro de José Revueltas, «Muros de Agua» y la película de Pedro Infante «Islas Marías». Para que se empapen de la historia en la Isla Madre.

Para arrancar este proyecto una embarcación ex operativa de la Marina, reconvertida en ferrie, será la encargada de trasladar a 270 pasajeros desde las costas del Pacífico.

Se prevé que sean adquiridos al menos otros dos de mayor velocidad, dijo.

A la isla también podrán llegar en aviones de máximo 40 pasajeros, en lo que se amplia el pequeño aeropuerto que posee este archipiélago.

La Secretaria de Marina se va a hacer cargo de ofrecer estos paquetes.

«Van a poder trasladarse en avión hasta Tepic Mazatlán y tomar el barco o llegar a San Blas».

Ayer, el Presidente López Obrador visitó el museo de sitio y abanderó, por decreto, el nuevo Sector Naval de Islas Marías, la Estación Naval de Búsqueda, Rescate y Vigilancia Marítima y la Compañía Independiente de Infantería de Marina 41.

Todo este nuevo complejo naval fue creado donde era el comedor de los presos.

El nuevo despliegue militar naval posee unos 300 efectivos entre la Infantería, rescatistas y el personal administrativo, que también fungirá como guía turístico de lo que fuera una prisión histórica.

«Se va a poder disfrutar, sólo venir a explorar, recrear la historia, y a conocer cómo era el régimen autoritario, cómo trataban a los opositores», abundó López Obrador.

Horas antes de la consulta de revocación de mandato del Presidente Andrés Manuel López Obrador, la veda fue relegada y volvió a presumir sus proyectos de Gobierno, que van de la mano de las fuerzas armadas.

Ensalzó que el Ejército y la Marina son las dos grandes columnas que lo han apoyado en su Gobierno.

«Nos han ayudado mucho. No exagero, no tendríamos los resultados que se han alcanzado sin el apoyo leal de estas dos instituciones», enmarcó.

¡Participa con tu opinión!