Con protocolos para activar educación de modelos mixtos, superaremos la crisis del COVID, destacó el gobernador Martín Orozco Sandoval, quien participó en videoconferencia con la U.S. Mexico Foundation y México en Movimiento. Dijo que se implementan medidas visionarias para ayudar a la población en materia económica, educativa, de seguridad y psicoemocional.

Durante su disertación, expresó que desde el inicio de la etapa de distanciamiento social en el estado se implementaron programas de apoyo al consumo local, empresarios, emprendedores y pequeños comerciantes para evitar la pérdida de empleos, lo cual ha permitido amortiguar la caída en las fuentes de trabajo, sin embargo, expresó que es imperante continuar con los programas de soporte para conservar la dinámica económica.

Habló de la necesidad de reactivar el sector educativo de forma gradual en un modelo mixto con clases virtuales y algunas presenciales, implementando los protocolos necesarios para evitar correr riesgos en la salud.

Subrayó la importancia de tener claridad en las políticas públicas que deben implementarse, para enfrentar la pandemia.

Por otra parte, el ISSEA informó que del total de pruebas, más de 14 mil 350 han dado negativas, 217 son sospechosos, van 313 decesos y 5 mil 612 han dado positivo, en tanto que 723 personas están en su periodo de cuarentena.

Además, las 24 horas de los 365 días del año se brinda atención psicológica profesional gratuita a los pacientes.

La Línea VIVE (449 9 77 7205) atiende mensualmente a más de 1,800 personas que requieren ayuda profesional para resolver sus conflictos emocionales.

Es un programa innovador de atención psicológica, que fue iniciativa del Gobierno del Estado, el cual a través de la Secretaría de Salud y su Dirección de Salud Mental y Adicciones, ha promovido que la población tenga acceso a un servicio psicológico gratuito.

Se registra una alta demanda de usuarios que reportan síntomas de depresión, ideación suicida, conductas autolesivas, violencia intrafamiliar, ansiedad, estrés, acoso escolar, entre otros.

En su gran mayoría son candidatos para recibir una consulta psicológica subsecuente vía remota, ya sea a través de una llamada telefónica convencional, Internet, o bien el medio de comunicación que resulte más adecuado para el paciente.