Staff
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-Tal parece que un fragmento del asteroide que hace 66 millones de años golpeó al planeta y terminó con la era de los dinosaurios fue encontrado en un sitio con fósiles en Estados Unidos.
Encerrado en un ámbar, la partícula fue extraída de la zona Hell Creek, en Dakota del Norte, en un lugar que aún conserva restos de aquel cataclismo, reporta CNN.
Este descubrimiento, calificado por la NASA como «alucinante», fue revelado en el documental «Dinosaur Apocalypse», a cargo del naturalista David Attenborough y el paleontólogo Robert DePalma, transmitido en el programa «Nova» de PBS.
Además del ámbar con el fragmento del asteroide fueron hallados fósiles de peces que absorbieron los escombros arrojados durante el impacto, una tortuga empalada con un palo y una pata que podría haber pertenecido a un dinosaurio.
«Tanis», ubicado a más de 2 mil millas del cráter Chicxulub que dejó el impacto del asteroide en Yucatán, alberga miles de fósiles de peces bien conservados que, según los investigadores, fueron enterrados vivos por los sedimentos desplazados cuando una enorme masa de agua se movió hacia arriba y que, a diferencia de los tsunamis, que pueden tardar horas en llegar a tierra, aquellos cuerpos de agua surgieron instantáneamente.
«Una pieza de evidencia tras otra comenzó a acumularse y cambió la historia», dijo DePalma, quien trabaja en la zona desde el 2012. «Fue una progresión de pistas como una investigación de Sherlock Holmes».
«En ese ámbar hemos localizado una serie de esférulas que básicamente estaban congeladas en el tiempo, porque al igual que un insecto en el ámbar que está perfectamente conservado, cuando estas esférulas entraron en el ámbar, el agua no podía llegar a ellas. Nunca volvieron a la arcilla y están perfectamente conservados», dijo.

¡Participa con tu opinión!