Tania Casillas
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco: Una torre de videovigilancia de la delincuencia organizada fue descubierta por personal de la Secretaría de Seguridad del Estado (SSE) en Encarnación de Díaz.

Las cámaras habían sido instaladas en la casa de un habitante de la Colonia El Arroyo del Frasco sin su consentimiento.

De acuerdo con la Secretaría, policías que patrullaban por el camino que va hacia San Sebastián El Álamo, vieron una torre con dos cámaras y un repetidor de señal en el techo de una casa. Se acercaron a preguntar y el habitante de la vivienda les confesó que había sido forzado para que se instalaran las cámaras.

«Se entrevistaron con el propietario del inmueble, quien les refirió que aproximadamente cuatro meses atrás dichos artefactos fueron colocados sin su consentimiento», recordó la Secretaría.

Cuando las autoridades le preguntaron, el hombre permitió que entraran a la finca a desinstalarlas.

Según ha difundido la Secretaría, los miembros de la delincuencia organizada ponen cámaras en los municipios donde operan, para vigilar a la población, a otros rivales y a las propias autoridades.

«El hecho fue notificado al agente ministerial con sede en Lagos de Moreno, quien ordenó el traslado del material asegurado a sus instalaciones para dar continuidad a las investigaciones.