Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Un millonario contrato para prestar servicios de limpieza en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) fue suspendido tras comprobarse sobrecostos y anomalías en su adjudicación.
Pero mientras estuvo vigente, el AICM estuvo pagando un promedio de 21.6 millones de pesos mensuales por el servicio en ambas terminales, muy por encima de los 13.7 millones mensuales que pagará con la propuesta más barata presentada en la reposición de la licitación.
El contrato que fue impugnado y anulado se firmó por 520 millones de pesos en abril de 2021 y fue otorgado a la empresa Servicios Inmobiliarios Iroa, que hizo una propuesta conjunta con Tecnolimpieza Delta, con Joad Limpieza y Servicios, y con Aseo Privado Institucional y tenía vigencia de dos años, hasta abril de 2023.
En aquel entonces el costo se desglosó en 280.9 millones de pesos para la Terminal 1 y en 239.9 millones de pesos para la Terminal 2 para un total de 24 meses.
En la nueva licitación, la apertura de propuestas para los 10 meses restantes, la propuesta más barata, de la empresa Aquaseo suma 137.2 millones de pesos, es decir 13.7 millones promedio por cada uno de los 10 meses que restan al contrato.
En la licitación, se permitió que las empresas «ganadoras» del primer fallo volvieran a concursar en la licitación, aunque ahora ofrecen el servicio más barato que en 2021: 18 millones de pesos promedio por mes.
El pasado 29 de junio, en el marco de la transferencia del control del AICM a la Secretaría de Marina, el AICM canceló la contratación del servicio otorgado en abril de 2021 tras considerar que «que de continuarse con el procedimiento se puede ocasionar un daño o un perjucio a la entidad».
El freno al servicio fue promovido por la empresa Tasefi, que presentó un recurso de inconformidad contra el fallo de abril de 2021 y las empresas P&C Limpieza y Aquaseo, que presentaron otro más contra la Junta de Aclaraciones del procedimiento de la licitación LA-009-KDN001-E37-2021, a las cuales el Órgano Interno de Control dio trámite y la postre decretó la nulidad del fallo.
El nuevo fallo está programado para hoy jueves, aunque podría ser reprogramado 20 días más.