Emilia Xiomara Martínez Ruiz 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- «Nos anunciaron lo inesperado», dice Dulce Capilla sobre la noticia recibida ayer. Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) recuperaron el cuerpo del francomexicano Orión Hernández Radoux en el norte de la Franja de Gaza.

Fue secuestrado, junto con su novia Shani Louk, el pasado 7 de octubre durante la incursión de los terroristas de Hamas a Israel. La pareja estaba en el Festival de música Nova, a unos cuantos kilómetros del enclave palestino.

Ayer, sus familiares y amigos fueron informados de que Orión murió asesinado ese mismo día, y su cuerpo fue llevado a Gaza junto con decenas más.

«Fue un grandioso amigo, un sujeto de enorme corazón», dijo a Grupo REFORMA Ulises Jiménez Hurwitz, amigo del mexicano.

«México está de luto por ti y por todos los ángeles de primera línea que estuvieron en ese lugar y en ese instante», declaró Dulce, amiga de Orión y Shani.

Apenas hace unos meses, los amigos del francomexicano de 30 años realizaron una manifestación artística y pacífica en la Ciudad de México para exigir su liberación. Confiaban en que seguía con vida.

Aventurero, amante de la naturaleza y de los viajes, sociable y generoso, un padre devoto de su hija, así es como lo describen sus familiares y amigos. Trabajaba como productor musical, razón por la cual visitaba festivales en todo el mundo.

Conoció a Shani, de ciudadanía israelí y mexicana, hace aproximadamente un año durante un viaje a Europa, y desde entonces eran pareja.

En septiembre pasado, él y Shani acaban de participar en un festival de música en Grecia cuando decidieron tomar vacaciones y se fueron a Israel. Ahí conocieron a un DJ mexicano que los invitó al Festival Nova.

«He estado en continuo contacto con la familia de Orión en los últimos meses y hoy les envío el más sentido pésame a nombre mío, así como de todos los ciudadanos de Israel», dijo la Embajadora israelí en México, Einat Kanz Neiger.

«Hago un llamado a todos los mexicanos a sumarse a la exigencia de devolver hoy a casa a todas las personas secuestradas».

Actualmente, quedan 125 rehenes en Gaza, y las FDI tienen conocimiento de que varios estarían ya muertos.