Jorge Ricardo
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-De octubre a la fecha, los arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) han hallado restos de 70 mamuts, 20 camellos, 5 caballos y algunos que podrían ser de bisontes en 155 puntos de la obra del nuevo aeropuerto en Santa Lucía, de los que 65 ya han sido explorados.
“Ya sabíamos que había, pero no pensamos que fueran tantos”, afirmó el arqueólogo Rubén Manzanilla, responsable del Proyecto de Salvamento.
En uno de los puntos, donde se rescata un cráneo de una cría de mamut, explicó que normalmente están a cuatro metros, justo a la profundidad donde comienzan los bancos de préstamo internos.
Si están deteriorados, los restos, de entre 10 mil y 25 mil años, se consolidan con acetato de polivinilo y se recogen para ser exhibidos en un Museo del Mamut que habrá en el nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA).
A pesar de lo llamativo que son, el arqueólogo aseguró que no son tan relevantes como para pensar en detener la obra que el Presidente Andrés Manuel López Obrador ha impulsado a toda costa. Sólo se levantan y con ayuda de la tecnología militar, como drones fotogramétricos, son estudiados.
Los restos de Manzanilla, de 61 años, detalló que servirán para confirmar la hipótesis de que el Lago de Xaltocan, uno de los cinco prehispánicos del Valle de México, como el de Texcoco, sobrevivió a la glaciación y alimentó a tanta fauna. Por el tipo de terreno, los animales quedaban atrapados en el fango. También, si después de la glaciación sobrevino una sequía y provocó la huída o la muerte de los animales.