Ante la apertura de Sesiones del Congreso del Estado, el Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial espera un trabajo legislativo que adecue el marco legal en Aguascalientes para temas elementales que se requieren como la definición de lo que es una Asociación Público Privada (APP), revisar la posibilidad de una concesión de las plantas de tratamientos de agua residuales a la iniciativa privada para que funcionen adecuadamente.
Alberto Aldape Barrios, titular del CIDE, señaló que los legisladores locales deberán realizar un trabajo de acuerdo a los tiempos y requerimientos del Estado de Aguascalientes y no en función de las campañas políticas, y aquellos que quieren reelegirse deben concretar la separación del cargo y no usar el recurso público para hacer campañas y regresar al congreso estatal.
Se necesita que los legisladores funcionen como un Parlamento abierto para ver las necesidades de los ciudadanos en cuanto a políticas públicas a nivel estatal y municipal, homologando el Código de Desarrollo Urbano, y se necesita revisar la Ley de Movilidad, es decir que hagan bien su trabajo.
Aquellos que se quieran dedicar a hacer campaña en apoyo de algún colega de su partido o a favor de ellos mismos, entonces que se separen de sus cargos, “nadie debe usar el presupuesto público para andar en proceso electoral”, enfatizó el director del Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial.
Además, dijo que los diputados no pueden poner el pretexto de que pueden apoyar a sus correligionarios en horarios fuera de trabajo, si ellos fueron electos por la voluntad ciudadana no deben limitarse de 9 de la mañana a las cinco de la tarde, ellos deben estar al pendiente de las necesidades de los ciudadanos que lo eligieron como su representante en el Legislativo.
“El tiempo que dispone el legislador es para sacar adelante las iniciativas de ley pendientes y adecuar el marco normativo del estado hacia la modernidad y los requerimientos reales de Aguascalientes”, recalcó.
Por otro lado, señaló que los legisladores deberán consultar y escuchar a los expertos, especialistas y a los profesionales en las diversas materias que requieren una adecuación legislativa, es decir no solo con sus asesores, y de esta manera haya concordancia entre las leyes federales, estatales, así como los contratos que se puedan realizar a nivel municipal.
“Es elemental que las legislaturas no dejen lagunas legales en las normas y que luego pueden aprovecharse para allegarse beneficios personales y no se cumple con el objetivo de un marco jurídico a largo plazo a favor de los ciudadanos, sin costos adicionales”, concretó.