El Centro Estatal de Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia con Participación Ciudadana, podrá emprender dinámicas de supervisión en planteles escolares de nivel básico públicos y privados, con el objetivo de prevenir la introducción de drogas, armas o alcohol.
Todos ellos son elementos que ponen en riesgo la integridad de los alumnos, por lo que, en coordinación y apoyo con la autoridad educativa y los padres de familia, está ahora facultado para la eficiente operación de acciones en este sentido.
Así lo contemplan las reformas que la semana pasada aprobaron por unanimidad en el Congreso del Estado a la Ley de Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia con Participación Ciudadana, promovida ante la crisis de violencia e inseguridad que se vive en el país y de la cual Aguascalientes no escapa.
El documento que será publicado en breve da facultades al CEPSOVIDE para promover entre autoridades del Estado y los municipios la participación ciudadana y comunitaria en las tareas de prevención, con especial atención a grupos vulnerables y escuelas de gobierno y particulares.
Al respecto, el diputado Dennys Gómez, promotor de la iniciativa, indicó que la reforma fortalecerá las medidas de prevención que deben prevalecer en los planteles educativos, con el único objetivo de salvaguardar la integridad y seguridad de los alumnos.
Subrayó que es imperativo tomar acciones inmediatas al respecto, pues hay casos de alerta como la eventual presencia de armas blancas en mochilas de jóvenes estudiantes que son un auténtico riesgo para la comunidad estudiantil y académica de cualquier institución.
Para el sustento de la reforma, el legislador destacó datos del propio Centro, en el sentido de que en inseguridad la realidad nos ha superado y los peligros no sólo están en las calles, sino que han llegado a los recintos donde están los más vulnerables, como niños y adolescentes, es decir, las escuelas.
Ante dicho escenario, consideró que es obligación de todas las autoridades del Estado poner a disposición los recursos y medidas necesarias con el fin de asegurar el interés superior del menor.