Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Los ocho Centros Federales de Readaptación Social (Ceferesos) operados bajo la modalidad de Contratos de Prestación de Servicios (CPS), tienen a seis proveedores que tan sólo el año pasado obtuvieron 15 mil millones de pesos.
De acuerdo con datos oficiales, sólo 2 de estas 6 empresas son proveedoras originales que firmaron contratos multianuales con el Gobierno federal en el sexenio de Felipe Calderón y la gestión de Genaro García Luna en la Secretaría de Seguridad Pública.
Las otras cuatro “heredaron” las adjudicaciones hechas en 2010, ya sea para poder emitir bonos en la Bolsa Mexicana de Valores y rentabilizar sus activos, o bien, por problemas financieros y pago de deudas de los contratistas iniciales.
Entre los proveedores actuales están EXI Quantium, empresa de gestión de infraestructura; la constructora GIA; la empresa de gestión de inversiones, Black Rock; y el fondo de inversión Capital Inbursa.
Hace tres meses, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana acordó con los proveedores de penales federales “privados” modificar los contratos multianuales de servicios y permitir al Gobierno un ahorro de 15 por ciento del gasto.
Detalló que tan sólo este año el ahorro será de 2 mil 390 millones de pesos, ya que la cifra pasará de 15 mil 933 millones de pesos (cantidad que prevén los contratos vigentes) a 13 mil 543 millones con el “descuento” pactado.
La renegociación de los contratos permitirá reducir el pago de al menos 7.7 millones de pesos cada día, si se toma en cuenta el número de reos que había en abril pasado. El gasto diario por interno bajará alrededor de 632 pesos.
Entre diciembre de 2010 y marzo de 2011, la SSP (actual SSPC) asignó 8 contratos con mismo número de empresas y consorcios, para construir y proveer de servicios a ocho penales federales en Sonora, Guanajuato, Oaxaca, Durango, Chiapas, Morelos, Michoacán y Coahuila.
A decir del entonces Gobierno de Calderón, esta política no sólo potenciaba la capacidad penitenciaria, sino que favorecía el ahorro en la operación de servicios como lavanderías, comedores y mantenimiento.
Los penales de Durango y Michoacán son administrados por Prodemex, ligada al Grupo Empresarial Ángeles, de Olegario Vázquez.
EXI Quantium es proveedor de los penales federales de Sonora y Guanajuato. Se trata de un fondo de inversión dirigido por Andrés Alija, formado en la empresa Impulsora del Desarrollo y el Empleo en América Latina (IDEAL), del emporio Slim.
Grupo GIA, empresa que tiene el contrato del penal federal de Oaxaca, es dirigida por el ingeniero civil, Hipólito Gerard Rivero, cuñado del ex Presidente Carlos Salinas.
Entre los concesionarios también figuran los fondos de inversión Capital Inbursa, de Carlos Slim, que está a cargo de los servicios en los penales de Chiapas y el femenil de Morelos, así como Black Rock, que tiene el contrato del penal de Coahuila.
De acuerdo con datos de la SSPC, con la renegociación de los contratos el Gobierno ahorrará 10 mil 106 millones al final del sexenio, pues la cantidad a pagar pasará de 67 mil 358 millones de pesos a 57 mil 252.

TABLA
Los proveedores
Estos penales federales fueron construidos y reciben suministros de las siguientes compañías

Oaxaca
Constructora GIA, dirigida por Hipólito Gerard

Coahuila
Black Rock, empresa de gestión de inversiones

Sonora y Guanajuato
EXI Quantium, empresa de gestión de infraestructura

Durango y Michoacán
Administrados por Prodemex, de Olegario Vázquez

Chiapas y Morelos
Capital Inbursa, fondo de inversión de Carlos Slim