Proponen adiciones a la Ley de Remuneraciones, para que ningún funcionario estatal o municipal gane más que el presidente del país, y se homologuen con las disposiciones de la Constitución Estatal y Federal, en la materia.
Se encuentra en estudio dicha iniciativa que en este sentido presentaron los diputados miembros de la bancada de Morena, quienes expusieron la importancia de establecer el tope máximo de retribución por el desempeño de su función, empleo, cargo o comisión.
Sostuvieron que es importante que el ejercicio y control presupuestal se haga con criterios que aseguren un aprovechamiento óptimo de los recursos públicos, y parte de ello tiene que ver con el tema de las remuneraciones de los servidores públicos, las que garanticen por un lado sus derechos laborales, y por el otro también un decoroso nivel de vida en un marco de austeridad.
Precisaron que la Carta Magna establece en su Artículo 127, que los servidores públicos de la Federación, de las entidades federativas, de los municipios y de las demarcaciones territoriales de la Ciudad de México, de sus entidades y dependencias, así como de sus administraciones paraestatales y paramunicipales, fideicomisos públicos, instituciones y organismos autónomos, y cualquier otro ente público, recibirán una remuneración adecuada e irrenunciable por el desempeño de su función, empleo, cargo o comisión, que deberá ser proporcional a sus responsabilidades.
Dicha remuneración, en especie o en efectivo, no puede ser mayor a la del presidente de la República. Y la Constitución local, en su Artículo 65, establece la misma restricción. Por tanto, proponen se adicione al Artículo 12 de la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos para el Estado, a fin de adecuarla a la Constitución Política local y al Artículo 127 de la Constitución Federal.