Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Socios de la familia del ex Procurador Jesús Murillo Karam están haciendo su agosto con proyectos prioritarios de la 4T, mientras que uno de sus hijos, Jesús Murillo Ortega, apareció en los Pandora Papers, como parte de la lista de mexicanos que se han llevado capitales a paraísos fiscales.
Entre el 21 y el 29 de septiembre pasados, las empresas hidalguenses Concretos San Cayetano y Alvarga Construcciones ganaron contratos para el Parque Ecológico Lago de Texcoco y para el Complejo Cultural Bosque de Chapultepec, que suman 672 millones de pesos, y son los más cuantiosos hasta ahora asignados para ambos proyectos.
Tres cotizaciones menos costosas en el concurso para el PELT, y dos en el de la calzada Chivatito, fueron descalificadas por deficiencias técnicas.
Miguel Ángel Tello Ludlow, dueño de ambas constructoras, ha sido socio de hijos de Murillo Karam en la cadena Café Madero, y sus empresas trabajan en conjunto con Kouro Desarrollos, también propiedad de los hijos del ex Gobernador de Hidalgo y ex titular de PGR de 2012 a 2015.
«Todos somos Kouro, somos lo mismo», dijo un jefe de cuadrilla de Alvarga a reporteros que cubrían una obra en León en 2015.
Además, según la investigación Pandora Papers, Murillo Ortega creó en marzo de 2014 la empresa Sweet Land Ltd en Panamá para invertir un millón de dólares en bienes raíces.
Murillo Ortega reconoció esa inversión y aseguró que se trataba de sus ahorros personales.
La offshore fue registrada en 2014, cuando su padre estaba al frente de la entonces Procuraduría General de la República. En esos años, empresas de sus hijos y parientes ganaron más de 300 millones de dólares en contratos de obras públicas, según lo ha documentado la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).