La semana pasada la peleadora aguascalentense Lupita “Loopy” Godinez formó parte de la cartelera en la UFC Vegas 39 teniendo una victoria sólida en contra de Silvana Juárez al ganar por la vía de la sumisión levantando la mano para ser tomada en cuenta para peleas más importantes.
Este sábado, la aquicalidense hizo historia al convertirse en la peleadora que más rápido volvió al octágono en la historia de la UFC, rompiendo el récord de diez días que tenía Khamzat Chimaey. La peleadora azteca aceptó formar parte de la cartelera de la UFC Vegas 40 para medirse en contra de la brasileña Luana Carolina en el peso mosca, afrontando un reto bastante importante tomando en cuenta el poco tiempo que tuvo para preparar este compromiso.
“Loopy” tuvo buenos momentos en el primer round que fue su mejor episodio, conectando golpes certeros sobre la peleadora brasileña que se vio más acertada en las llaves y un poco mejor en la condición física, algo hasta cierto punto normal por la diferencia de tiempo sin pelear entre ambas peleadoras. Conforme fueron pasando los minutos a “Loopy” se le fue agotando la gasolina, lo que fue aprovechado por Carolina que tomó las riendas de la pelea.
Los tres jueces del combate tuvieron tarjeta idéntica de 29-28 en favor de Lua Carolina, por lo que la brasileña se quedó con la victoria por decisión unánime en lo que fue la segunda derrota en el historial de Godínez. A pesar de la caída, Godínez ahora está en la historia de la UFC con este hito que probó el compromiso de la peleadora aguascalentense con las artes marciales mixtas.