Luego de una madrugada complicada para México, al irse sin medalla tanto en clavados como en tiro con arco, llegó la luz de esperanza en la gimnasia artística gracias a Alexa Moreno, que, una vez más, demostró que tiene un espíritu invencible, logrando pasar a la final de su especialidad, convirtiéndose en la segunda gimnasta mexicana en lograrlo, ya que la primera fue Denisse López, en Sidney 2000.
Las competencias arrancaron a las seis de la mañana con más de cincuenta gimnastas realizando sus rutinas en los cuatro diferentes aparatos. Alexa Moreno inició con su prueba favorita: el salto de caballo, en donde consiguió 14.633 unidades, siendo la mejor de su subdivisión. En las barras asimétricas, puntuó con 12.566; lo que le costó poder aspirar a las finales del all around fue una caída en la barra de equilibrio que la castigó, obteniendo 11.066 de calificación. Para cerrar su participación, fue turno de la competencia en suelo, donde hizo su rutina a ritmo de música del anime Demon Slayer, mostrando su pasión por la cultura japonesa y obteniendo 12.333 puntos. Sumando los cuatro aparatos, Alexa Moreno se ubicó en la posición 55 de la clasificación con un total de 50.798 puntos, a poco más de tres puntos de clasificar a la final.
Sin embargo, la gran noticia fue precisamente en su especialidad, el salto de caballo, en donde se ubicó en el séptimo escalón gracias a sus 14.633 puntos, a décimas del tercer lugar, que es posición de finales. En total, son ocho gimnastas que pelearán en próximos días por la medalla de oro, en donde Alexa Moreno buscará sorprender y conseguir aumentar su leyenda que de por sí es gigante por el camino que ha recorrido. Cabe mencionar que Simone Biles fue la líder del all around.