Han sido distintas las causas, entre otras la falta de subsidios federales, lo que ha limitado la realización de proyectos de vivienda social para no derechohabientes, así como la falta de compromiso de personas que han adquirido casas acreditadas por el Instituto de Vivienda Social y Ordenamiento de la Propiedad (IVSOP), que han dejado de abonar a su cuenta, generando una cartera vencida de casi 250 millones de pesos.
Francisco Javier Rodríguez Anaya, director del IVSOP, informó que la cartera vencida acumulada, representa la deuda de 2 mil 225 créditos no saldados y “lo que se pide a quienes hacen uso de esos créditos es que se pongan al corriente, para que se pueda generar patrimonio para más familias en el estado”.
Lo que se busca con la invitación a que paguen los créditos otorgados en administraciones pasadas, es para que el Instituto pueda autofinanciarse y generar más vivienda de tipo social, para aquellas familias que no tienen acceso a créditos bancarios o que no tienen acceso al Infonavit o Fovissste por no ser derechohabientes.
RECUPERACIÓN PAULATINA. Dejó en claro que el IVSOP no genera intereses sobre los créditos otorgados, por lo que la petición es que sólo se pueda recuperar de manera paulatina la cartera pendiente, y si alguna familia tiene bastante tiempo de no abonar, se han logrado hacer buenos convenios para que reactiven sus cuentas de pago. “Se trata de propiciar que las familias puedan hacer patrimonio; a los acreditados se les da un plazo de 15 o 20 años para que paguen”, y a los que se les ha dificultado, se les otorgan facilidades para que se pongan al corriente, resaltó el funcionario.

¡Participa con tu opinión!