Leonardo Márquez Alvarado / El Heraldo

Los efectos de la cancelación del Horario de Verano impactarán al país en el mediano o corto plazo con más apagones como los que ya afectan a viviendas y comercios, advirtió el presidente estatal de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Juan Manuel Ávila Hernández.

“Si bien la afectación no repercute de manera directa en alzas o bajas del costo de facturación en los recibos de los hogares, se trata de una afectación a nivel macro en el costo de operación del suministro de energía a nivel nacional para la Comisión Federal de Electricidad”, enfatizó.

La crisis que pudiera presentarse en el abasto de energía eléctrica no está lejana, pues basta recordar que apenas el año pasado el vecino del norte se vio afectado por tormentas invernales que elevaron los costos de producción de energía eléctrica.

Lamentó que la propuesta del presidente López Obrador que avanza en el Congreso de la Unión para eliminar el Horario de Verano se impulsa desde una visión de respaldo social a costumbres de la gente, pese a que existen mediciones objetivas de la iniciativa privada y organismos públicos del propio Gobierno Federal que reconocen las bondades económicas del horario de verano.

Ávila Hernández explicó que la capacidad instalada de la empresa paraestatal enfrenta complicaciones por la falta de presupuesto pese a que la experiencia histórica del personal de la Comisión Federal de Electricidad está probada.

“Tarde o temprano el incremento de la demanda de energía en horarios clave de 8 a 10 de la noche registrará encarecimiento y con ello la insuficiencia para satisfacer a la población y la industria”, justificó.