CDMX.- Los organizadores de la 93 entrega de los Oscar, que por primera vez tendrá dos sedes, meditan que, al menos en Union Station, nominados y presentadores estén en constante rotación durante la ceremonia en el área como medida precautoria por el COVID.
De acuerdo con Variety, la Academia, que también realizará la gala en el tradicional Dolby Theatre, planea que escuadrones de desinfección limpien asientos y el ambiente cada que un bloque de invitados se retire.
“No está claro si la rotación de los grupos se deba a que el número de participantes excederá al máximo posible a congregarse de manera segura durante la pandemia.
“Los nominados tienen permitido asistir con un invitado, lo mismo que los presentadores, pero la lista de las personas permitidas para asistir a Union Station, donde las estatuillas se repartirán, se mantiene al mínimo”, escribió la publicación.
Hace unas semanas, habían sido enviadas cartas a todos los nominados donde anticipaba que las videollamadas no serían un opción viable para participar en la ceremonia del 25 de abril.
Pero el confinamiento impuesto en países como Francia a Italia, junto a la extensión de las restricciones de viaje internacional, impide que los Oscar sigan adelante con esa idea.
Ahora, según The Hollywood Reporter, la Academia estudia también un cambio de planes que permita a algunos nominados participar desde sus casas en el extranjero. (Staff/Agencia Reforma)