A pesar de la poca confianza que muestran distintos sectores de la sociedad y productivos en la consulta del 1º de agosto, a la que ha convocado el INE por petición de la Presidencia de México, para saber si los ciudadanos quieren que se castigue o no a los políticos que se considere han causado daños al país, se insistirá en que los mayores de 18 años acudan a emitir su respuesta positiva o negativa a la pregunta planteada en boleta.
Ignacio Ruelas Olvera, vocal ejecutivo del Instituto Nacional Electoral en Aguascalientes, resaltó que además del trabajo de organización y la participación tanto de funcionarios de casilla que en su mayoría lo hicieron el pasado 6 de junio, y ahora han aceptado volver a ser parte de este ejercicio ciudadano, así como los observadores, el INE hará un sacrificio económico para cumplir con la exigencia de la nueva Ley.
Dio a conocer que previo al día de la Consulta Pública el 1º de agosto, se declarará una veda de 15 días, para que los gobiernos estatales, municipales y el Federal, eviten hacer promoción o propaganda de sus actividades, “esta disposición no tiene origen en las disposiciones del INE, sino en la Ley de la Consulta Pública”, por lo que esos días se utilizarán para intensificar la promoción e invitar a la participación ciudadana.
En materia económica, Aguascalientes cederá los 80 millones de pesos que habían sido asignados por los legisladores del país, para la construcción de un edificio propio para el INE, para lo cual ya existe un terreno donado en lo local desde hace varios años, pero dadas las circunstancias y necesidades, ese recurso se destinará para la realización de la Consulta Popular plasmada en ley.
Ante esto y en aras de aprovechar los recursos económicos y personales a invertir, el llamado insistente es a que los ciudadanos “acudan, participen, que se trata de un ejercicio democrático directo, es idílica sí, pero le abre los ojos y señala el camino al legislador mexicano, que mucho lo necesita”.
Si bien es una nueva experiencia para la ciudadanía, llega con un formato pasado de moda, por lo que ahora lo deseable es que la participación directa esté vinculada a instrumentos tecnológicos para que el resultado sea lo más rápido posible, pues el resultado de la misma, será fundamental para la toma de decisiones y que podría aplicarse a otros temas.
Ruelas Olvera insistió, “aquí el tema es que la pregunta que los magistrados del Supremo Tribunal de Justicia reelaboraron es confusa, porque no habla de enjuiciar a ex presidentes, sino de actores políticos y un actor político puede ser un dirigente de partido o actor político incluyendo a los actuales, considerando que el pasado, inicia hoy”.