Habrá nuevo campeón

Una vez más, los equipos de Bayern Múnich y Paris Saint-Germain no defraudaron y ofrecieron un gran encuentro lleno de emociones en la capital francesa, en donde el conjunto alemán logró llevarse la victoria por la mínima, pero, en el global, no les alcanzó para acceder a las semifinales.
No cabe duda que esta serie entre PSG y Bayern Múnich quedará marcada como una de las mejores en los últimos años, no sólo por el marcador cerrado, sino por el futbol que ofrecieron en ambos partidos, disputando cada balón como si fuera una final, y dando pincelazos de magia en ambos bandos.
Para la primera parte, el PSG salió un poco más ofensivo que en el juego de ida, generando algunas jugadas en ataque que hicieron vibrar literalmente el arco de Neuer, ya que Neymar Jr. estrelló dos balones en los postes: uno en el travesaño, casi al ángulo, y otro en el segundo poste en la parte inferior.
De igual manera, el Bayern no se quedó atrás y buscó los goles que los acercaran a la remontada; David Alaba tuvo un par de oportunidades que atajó muy bien Keylor Navas, aunque, al minuto 40, el guardameta costarricense otorgó un rebote dentro de su área que, a la postre, Eric Maxim Choupo cabecearía de manera exitosa para poner el 0-1 en la cuenta.
En la segunda parte, el conjunto francés tuvo que cuidar aún más su defensa para no recibir más goles de los visitantes, así que, al igual que en el juego de ida, tuvieron que aguantar a los alemanes y esperar un contragolpe letal para finiquitar la serie.
Sin embargo, por más que el Bayern tocó la puerta del PSG, y por más que Mbappé y Neymar llegaban al arco contrario con pases filtrados y con una velocidad extrema, al final el marcador no tuvo cambios, decretando así el empate global de 3-3 que le daría el boleto a semifinales al PSG.
Con esta noticia, queda asegurado que habrá un nuevo campeón en la Champions League y que el Bayern Múnich no podrá repetir la hazaña del Real Madrid de repetir el título europeo; así que, esta tarde, el PSG conocerá a su próximo rival en busca de la orejona tras el duelo entre Manchester City y Borussia Dortmund.