Cerrando con la actividad de los cuartos de final del Roland Garros, la campeona defensora, Iga Swiatek, quedó eliminada a manos de María Sakkari, por lo que este año habrá una nueva campeona en el Grand Slam de Francia, destacando además que las cuatro semifinalistas aún no saben lo que es ganar un torneo de esta magnitud de manera individual.
El día de ayer se disputaron los partidos restantes de los cuartos de final en el Roland Garros, iniciando con el duelo entre la checa Barbora Krejcikova y la estadounidense de 17 años, Cori Gauff; resultando ganadora la europea, con parciales de 8-6 y 6-3.
Más tarde, la griega María Sakkari dio la sorpresa al eliminar a la campeona del 2020, la polaca Iga Swiatek, que, a pesar de dar su máximo esfuerzo con la esperanza de defender la corona, al final perdió por un par de 6-4.
Este jueves se llevarán a cabo las semifinales del torneo, iniciando a las 8:00 de la mañana con el duelo entre Anastasía Pavlyuchenkova y Tamara Zidansek; mientras que a las 9:30 se disputará el choque entre María Sakkari y Barbora Krejciková.
Algo especial de esta edición es que ninguna de las cuatro semifinalistas ha ganado un Grand Slam en su carrera, al menos de manera individual, ya que Krejciková ya ha levantado 5 títulos pero en categoría de dobles, un Roland Garros y un Wimbledon, ambos en dobles femenino, así como 3 Australian Open en dobles mixto.
Pero de manera individual, tanto Barbora como María Sakkari sólo tienen un título de WTA en su haber; Tamara no ha podido levantar un solo título en su carrera, mientras que Pavlyuchenkova con su gran experiencia sí ha conseguido varios títulos, incluyendo 4 torneos de Monterrey.