Los Lakers han confiado en la durabilidad que tenga LeBron James ya que este miércoles se dio a conocer una extensión de contrato que vinculará al jugador hasta le temporada 2022-2023 que sería su temporada 20 en la NBA. El acuerdo es por dos años y 83 millones de dólares lo que lo tendrá entre los mejores pagados de la liga, pero además de eso le asegura seguir en el equipo al que quiere llevar lejos y crear una dinastía en el cierre de su carrera.
James viene de una temporada espectacular a pesar de tener 35 años, fue el MVP de las finales donde fue clave para que los Lakers se coronaran y promedió 10.2 asistencias por partido que es su mejor cifra en toda su carrera. LeBron ha repetido en varias ocasiones que tiene intención de seguir jugando varios años más y este nuevo acuerdo parece asegurar que el “Rey” estará en las duelas por lo menos hasta los 38 años ya que el 30 de diciembre cumple 36 años.
Por lo pronto, los Lakers arrancan como los favoritos para repetir el título dentro del mejor baloncesto del mundo con un equipo rejuvenecido que ha traído grandes nombres en la agencia libre. En los próximos días se espera que el anuncio con Anthony Davis y un contrato multianual se haga público en otro movimiento que busca la escuadra angelina que aseguraría tener a una de las mejores duplas de la liga por lo menos dos años más. Un dato curioso es que cuando LeBron juegue su último año de contrato con los Lakers si todo marcha como se espera su hijo mayor se estaría graduando de la universidad siendo elegible para unirse a la liga.