Cesar Esteban Flores Rodríguez
Agencia Reforma

A lo largo del año surgieron interrupciones en las líneas de producción automotrices debido a la falta de chips, pero la reducida oferta de estos componentes a nivel mundial podría continuar hasta 2023, de acuerdo con la empresa de consultoría IHS Markit.

Además continuarán las complicaciones en las cadenas de suministro a partir de las cuales se pueden conseguir las materias primas para la fabricación de productos, como los vehículos.

«Se espera que la escasez de semiconductores y las interrupciones más amplias de la cadena de suministro persistan hasta 2023», se destaca en una nota de IHS Markit.

Pese a que 2021 sería el año de la recuperación en el sector automotriz, la escasez de chips complicó la producción a nivel internacional, por lo que el aumento en fabricación de vehículos ligeros apenas será de 1.2 por ciento para terminar en 75.5 millones de unidades, según la consultoría. En México, se dejaron de producir 581 mil 513 unidades por la falta de chips.

¡Participa con tu opinión!