En lo que va del año, la Fiscalía General del Estado ha integrado casi ochenta carpetas de investigación por el delito de maltrato infantil en contra de igual número de menores, informó su titular Jesús Figueroa Ortega.
“En todos los casos, se trata de niñas, niños y adolescentes que han sido victimas de lesiones dolosas, atentados al pudor o violación, así como de asesinato en cuatro casos específicos”, agregó.
El más reciente se trata del menor de cinco años, de nombre Pablo, muerto a golpes en un artero crimen en el que los imputados son la propia madre del menor, así como el padrastro del niño.
En ese sentido, dio a conocer que relativo a este caso, hay tres hermanos del pequeño asesinado, que fueron trasladados al Centro de Justicia para Mujeres, donde se les brinda resguardo y atención.
Se trata de una adolescente de 14 años, un menor varón de 7 años y una pequeña de dos años, que fueron asegurados en su domicilio en el municipio de Rincón de Romos, luego de que se suscitara y quedara al descubierto el asesinato de su hermano Pablo.
Al respecto, personal especializado está tratando con los menores a fin de obtener información que permita determinar si también fueron víctimas de violencia, como se sospecha, y en su caso confirmar a qué tipo de agresiones fueron sometidos.
En ese contexto, Figueroa Ortega reiteró que ante el incremento de hechos de violencia y muerte contra menores de edad, las autoridades apelan a la denuncia oportuna de ciudadanos y familiares que se percaten de situaciones de riesgo contra los infantes.
También, al endurecimiento de penas aplicables a quienes resulten responsables de violencia intrafamiliar que alcance a niñas, niños y adolescentes o bien, que generen complicidad por omisión en la defensa del interés supremo de los menores.
Este último punto, tanto la FGE como el Ejecutivo Estatal colaboran en un proceso de reformas legislativas, que en su momento tendrán bajo su análisis y decisión los legisladores locales.