El secretario general de Gobierno, Javier Luévano Núñez, explicó que los protocolos del Plan Estatal de Contingencias por Temporada Invernal 2016–2017, se encuentran activados, por lo que ya están habilitados los 36 refugios temporales que podrán ser utilizados de manera inmediata en caso de presentarse una contingencia ocasionada por el descenso de temperaturas, anunciando además que a la brevedad se entregarán apoyos para personas en condiciones de vulnerabilidad.
En lo que va de la temporada, el martes pasado el termómetro registró una de las temperaturas más bajas, alcanzando los –3° centígrados en el municipio de Cosío, con sensación térmica de –4°, mientras que la ciudad capital amaneció ese día con 1° y sensación térmica de –3°, según datos proporcionados por la Coordinación Estatal de Protección Civil.
Luévano Núñez subrayó que existe plena coordinación entre las dependencias de los tres órdenes de Gobierno y las instituciones tanto del sector privado como social que conforman el Sistema Estatal de Protección Civil y que participan activamente en el Plan de Contingencias, por lo que, además, estarán muy atentos al comportamiento del estado del tiempo y emitiendo puntualmente las recomendaciones pertinentes.
La Coordinación Estatal de Protección Civil realiza, además, recorridos de supervisión y vigilancia por todo el territorio estatal, poniendo especial atención a 124 localidades de nuestra entidad, que se localizan a más de 2 mil 50 metros sobre el nivel del mar, ubicadas principalmente en los municipios de Asientos, El Llano y San José de Gracia.
Abundó en los pronósticos del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) para el resto de esta semana y dijo que continuarán las bajas temperaturas en el estado, debido al remanente de la segunda tormenta invernal en conjunción con el frente frío número 11, esperando mínimas de hasta –5° centígrados en las partes más altas del estado, por lo que la Coordinación Estatal de Protección Civil recomienda a la población abrigarse bien durante las mañanas y noches, beber líquidos en abundancia, incrementar la ingesta de alimentos ricos en vitaminas A, B y C, además de evitar el uso de anafres u hornillas al interior de los hogares.

¡Participa con tu opinión!