Staff
Agencia Reforma

WASHINGTON DC, EU.-Ante el creciente aumento de cruces de migrantes sin papeles a territorio estadounidense, el Gobierno de Joe Biden está ampliando las opciones para albergarlos temporalmente mientras son procesados, apuntando incluso hasta a los hoteles, según funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional citados por Axios.
El Ejecutivo, de acuerdo con las fuentes, otorgó un contrato de 86 millones de dólares para habitaciones en esos recintos para alojar a alrededor de mil 200 miembros de familias de indocumentados en Texas y Arizona.
El contrato a través de Endeavors, una organización sin fines de lucro con sede en San Antonio, inicialmente es por seis meses, pero podría extenderse.
El grupo, en asociación con otras organizaciones sin fines de lucro, supervisará los llamados “centros de recepción familiar” en siete hoteles diferentes.
La apertura de estos sitios marcaría un cambio significativo por parte de la gestión de Biden, en contraste con los centros de detención familiar en instalaciones operadas por empresas privadas en Gobiernos anteriores, las cuales han sido ampliamente criticadas por los demócratas y expertos en salud por las condiciones en las que han mantenido a los recluidos.
Si bien el año pasado la Administración de Donald Trump también empleó hoteles para albergar a niños migrantes no acompañados, lo hizo mientras estos esperaban ser expulsados rápidamente del país, en virtud de una orden de emergencia de salud pública que el Presidente emitió por la pandemia.
Casi mil 200 indocumentados estaban retenidos en dos centros de detención para familias en Texas hasta el miércoles, de acuerdo autoridades migratorias. Un tercer centro de detención en Pensilvania ya no está siendo utilizado para albergar familias.
El número de migrantes que están cruzando a Estados Unidos sin papeles desde la frontera con México ha ascendido en las últimas semanas, después de que Biden revirtió algunas de las estrictas políticas dictadas por Trump.

Habilitan en Dallas megaalbergue
Con vistas a aliviar las saturadas instalaciones de la Patrulla Fronteriza, el Gobierno de Biden habilitó el Centro de Convenciones de Dallas, uno de los más grandes del país, para acoger a 2 mil 300 menores migrantes que han sido detenidos sin la compañía de un adulto, informó CNN.
De acuerdo con la cadena, las autoridades pretenden que los niños no pasen más de cinco días retenidos ahí mientras se tramitan sus casos.